top of page
Buscar
  • Foto del escritorDanilo Carrillo

Parabola hijos derrochadores del siglo XXI




El hijo de un padre con buenos recursos económicos pidió la parte que le corresponde como hijo menor, él quiere el dinero para incursionar y comenzar su propia vida, ¿Qué tan común es ver jóvenes así? Jóvenes que están fuera del alcance cuidadoso de los padres, de lideres con más experiencias, cuando las personas quieren hacer sus cosas toman el camino del anónimo, este joven fue deslumbrado por los placeres de la vida, gasto su dinero en boberías y placeres, las cosas fueron difíciles para él, ya que tuvo que ir a trabajar cuando nunca en su vida lo había hecho en la forma en que tenía que hacerlo, llego a la pobreza extrema, aun trabajando en un empleo de mala muerte, porque no sabía hacer nada, no tenía oficio, lo que le pagaban no le alcanzaba para comer, cuando en casa lo tenía todo, ahora codiciaba la comida de los que viven en la calle, mientras nadie le ayuda, de repente, vuelve en sí, recuerda cuando en casa el padre tenía empleados que podían disfrutar de más del sueldo básico permitido, y disfrutaban de mejor vida que la que él estaba padeciendo en ese momento, aunque estaba biológicamente en sus sentidos, tuvo que entrar en conciencia de su estado actual, algo estaba funcionando mal en su vida, por lo que tomó la decisión de volver a sus raíces; se dijo así mismo: pediré perdón a mi padre y pediré ser uno de sus trabajadores, comenzare de cero, como un empleado, verdaderamente me equivoque y volveré al menos ser como uno de los asalariados de mi padre, para disfrutar al menos de los deleites de un empleado con entradas mínimas.

Ciertamente este joven volvió a la casa de su padre, mientras trataba de explicar su plan, el padre lo beso e hizo fiesta, porque su hijo que había perdido volvió a casa.

Esta historia es una variación del hijo prodigo, que muestra las bondades de un padre amoroso, en un mundo desapercibido de sus planes y propósitos para la humanidad. Dios quiere salvar a una humanidad necesitada de la esperanza bienaventurada, es el mensaje clave aquí, pero hay muchas ideas que podemos sacar de esta parábola, entre las cosas que podemos aprender es el desprendimiento moral con que viven las personas hoy, despegadas de todo poder moral coercitivo, haciendo dinero para los placeres de la vida mientras la vida pasa, como padres es preciso colocar responsabilidad en nuestros hijos para el cuidado de la vida, abrazar la buena fortuna de ser responsables con sus finanzas, crear restricciones en su corazón para abrazar la buena vida de la fe en Jesucristo por medio de los valores preceptivos de Dios, de manera que puedan ser hijos amados y no derrochadores de vida, dinero, en placeres que a la larga traen dolor al corazón de ellos y el de sus padres.


Porque el Señor al que ama, disciplina,

Y azota a todo el que recibe por hijo.

7 Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina

hebreos 12: 6-7 RV1960

6 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page